ramas secas

de mis manos, las caricias se desbrozan
como ramas caídas
del árbol seco
ya no tiene sentido
la finura del tacto ni el deslizarse
sobre la fragancia inusitada de tu piel
.
qué terrible momento
qué tortura más inmensa
tener manos sin para qué
ramal sin hojas, sin flores, sin frutos
.
recuerdo que a ojos cerrados
ellas veían tu cuerpo
en la desnudez nochera y secreta
.
ay, cuánta crispación y dolor
tienen mis manos mojadas de vacío
.
si pudieran acaso, asir tu recuerdo al menos...
.

la niña triste

el albor de hoy endulza la mañana, 
y ella se amarga falta de amores
.
"niña despierta pero nunca llores
aún eres la novel flor temprana"
.
"mira el mundo desde tu ventana
colorean y aroman bellas flores"
.
"que la soledad quite los rigores
de tu felicidad hoy tan lejana"
.
musita la canción de tus anhelos
al son de los acordes de las aves
canta con la ternura que tu sabes
.
ya quita de tus ojos el gris llanto
que el hombre de tus sueños por encanto
vendrá a mitigar penas y desvelos

.
 

el aquerenciado (milonga gauchezca)

mi hijo se vino al campo
no pa'decirme un te quiero
dice que estoy tan viejo
que me va llevar pal pueblo
.
como arrancar la piedra
que está hincada en los cerros
no se quita un clavel del aire
del tronco del árbol bueno
.
mi hijo se vino al campo
a matarme los recuerdos
.
de camino al arroyo
acarreo los momentos
que él jugaba de gurí
a mis inventados juegos
.
quien me dará sombra fresca
si no hay sauces en el pueblo
acaso se oirán los pájaros
o solo trinarán mis sueños
.
mi hijo se vino al campo
pues su madre está en el cielo
.
mi rancho está vacío
pero es mi buen compañero
aquí plantamos semillas
de amores y de esfuerzos
.
yo la paso muy tranquilo
aunque tengo mis desvelos
no soy como hoja seca
pa'volarme con los vientos
.
mi hijo se vino al campo
pues no halla más remedio
.
qué sabe de mis mañanas
de mis palabras y silencios
qué sabe la cruz que llevo
si la guardo en mis adentros
.
es aquí donde su madre
hizo un hogar de un desierto
donde aprendimos a amar
más que a nada bajo el cielo
.
mi hijo se vino al campo
a traerme sufrimiento
.



el juncal de aquel río

el juncal se recuesta al río
para dejar pasar el viento
mira el río como se eriza
como una víctima del miedo
.
los camalotes forman islas
van amuchados y con flor
parecen un vergel flotante
muy natural en la región
.
ondean las banderas rojas
denunciando la vieja red
hay un sueño de pescador
que se puede desvanecer
.
salta la lisa, la he visto
parece que adivinara
que la trampa está dispuesta
y salta cual niña la cuerda
.
el arenal está agrisado
el sol parece retirarse
es hora de volver a casa
que sombras se comen la tarde
.
el juncal menea y menea
su cabellera puntiaguda
es el viento que lo despeina
mientras le encanece la luna
.

tres madrigales sobre las manos

manos trabajadoras.
cuan cansadas mis manos,
yugo de tantos trabajos forzados,
empuñando hambre, azada y arados
.
son dos fuertes tenazas,
en sus huecos hay caricias vacías
o caricias que jamás fueron mías
.
son cual dos intenciones vueltas lasas
que inútil entrelazas
¡qué cansadas mis manos,
van como yo, volviéndose ancianos!
.
.
manos que ven.
mis manos te conocen
saben al perfecto y justo detalle
tu garbo, la finura de tu talle
.
recorren con ternura
las delicadas formas de tus dones
y se atreven a más en ocasiones
.
juegan a la ronda en tu cintura
¡son niñas! no conocen la censura
mis manos te conocen
déjalas que en ti, cual niñas retocen
.
.
manos que vuelan.
águilas o palomas
las manos de los buenos van volando
¿y las de los malos? ¡vuelan matando!
.
buenos palomas son
que anidando en plazas y balcones
van tras migas de "paz y corazones"
.
águilas con garras de sinrazón
quieren un mundo de desolación
¿águilas o palomas?
no juzguemos razas, credos ni idiomas
.